Perdonar es crecer


La reacción natural a situaciones en las que nos sentimos abusados es la frustración, el rencor, la venganza…. Es natural. Pero la experiencia de lo negativo es la forma en la que comprendemos lo positivo. Ojala hubiera otra manera, pero parece que no.

Cuando una situación difícil viene a mi vida he de verla como el taller de la Vida o la energía del Universo trabajando en mí y colaborar en mi evolución.

El mensaje es perdonar; amar y perdonar, no solo a las personas sino a las situaciones también.

Dándole una vuelta de tuerca más… Cada situación que he de perdonar, solo es una proyección de un área de mi mismo que necesito sanar y se me está mostrando para que la perdone. No estoy diciendo que hay que dejar que abusen de uno/ una, digo de no guardar rencor y pensar que es una situación para curarme.

Cuando perdono me estoy curando. Cuando perdono estoy eligiendo la forma de pensar del Espíritu Santo o la energía del Universo en lugar de la forma de pensar del mundo, del Ego.  Cuando elijo pensar como el Ser divino que realmente soy, mi mente humana se hace más uno con El.

 

 


Acerca de Jaime Segarra

Activista del Desarrollo Humano, funda la Editorial Sananda para ayudar a los autores novel a difundir su legado al mundo y colaborar en la mejora de la vida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *